FAO advierte incremento del hambre en la región

Venezuela registró 1,3 millones de personas subalimentadas según la FAO

Si bien el dato más alarmante del informe presentado ayer por las mencionadas agencias indica que el número absoluto de personas con hambre aumentó en Latinoamérica y el Caribe; en el otro extremo preocupa también de manera significativa el ascenso que se dio en el número de personas que padecen obesidad. Vamos por mal camino.

Sudamérica, una de las regiones más ricas en la producción de alimentos, sufrió el mayor incremento de la subalimentación, al crecer el hambre de un 5 a un 5,6%.

En cuanto a países, la peor situación en términos de prevalencia la presenta Haití, donde casi el 47% de su población sufre de hambre (equivalente a unos 5 millones de personas).

En Mesoamérica la desnutrición afectó al 6.5% de la población en 2016 y en el Caribe al 17.7%, la subregión con el porcentaje más elevado pese a que el año pasado el hambre no aumentó.

Venezuela, en tanto, -sumida en una profunda crisis política y económica- es el país que registró el mayor aumento en el número de subnutridos, pasando de 2,8 millones de personas en 2015 a 4,1 millones, con una prevalencia del 13% de su población. Colombia redujo el número de personas de 3,7 a 3,4 millones en el mismo periodo.

Argentina y Perú registraron un aumento de 0,1 millones de personas, mientras Bolivia, Chile, Ecuador y Paraguay mantuvieron sus cifras.

Desde el informe "Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2017", elaborado junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y presentado este martes en Santiago, se extrae que el 30 por ciento de la población adulta en Chile sufre de obesidad, una de las tasas más altas de la región. Además, un tercio de los adolescentes y dos tercios de adultos sufren de sobrepeso y obesidad.

Ambas organizaciones advierten que si la región no logra modificar esa tendencia, no podrá erradicar el hambre y la malnutrición en 2030, tal y como se comprometió a hacerlo en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por todo ello, la FAO y la OPS hacen un llamamiento a los países a transformar sus sistemas alimentarios para impedir que el hambre siga avanzando y que la malnutrición aumente, por lo que es fundamental tener en cuenta la "condición de las personas, hogares y territorios más vulnerables".

El informe también asegura que el sobrepeso y la obesidad "afectan a todos los grupos de edad en hombres y mujeres y constituye un problema de salud pública en todos los países de la región".

La publicación muestra que el 7,4% (2,5 millones) de los niños menores de 5 años en Sudamérica sufre de sobrepeso y obesidad, al igual que el 6% de niños en América Central y el 6,9% de los chicos en el Caribe.

"Si bien la desnutrición aguda (bajo peso para la talla) ha sido prácticamente eliminada de los menores de 5 años en la región, todavía el 11% sufre desnutrición crónica (retraso en el crecimiento), pero hay que destacar que el 7% de los niños sufre sobrepeso", indicó el reporte.

Noticias relacionadas: