Guardia encierra y prende en fuego a niños en guardería

Temer lamenta la tragedia que costó la vida de cuatro niños en una guardería

Al menos cuatro niños y un adulto murieron en Brasil luego de que un vigilante de una guardería del estado de Minas Gerais, los rociara con nafta y les prendiera fuego.

El fuego se inició durante la mañana del jueves en una guardería de Janaúba, una localidad de 70.000 habitantes al norte de Belo Horizonte, luego que el guardia de seguridad de la misma arrojara alcohol contra los pequeños y encendiera fuego el lugar, que ardió rápidamente provocando el fallecimiento de seis niños y una profesora como consecuencia de graves quemaduras en el cuerpo. El grave incidente ha causado la muerte de cuatro niños, de una profesora y se cuentan, hasta el momento, al menos 15 menores heridos.

Al enterarse de la noticia, los padres de esta guardería ubicada en un barrio humilde de Janaúba acudieron desesperados al centro para saber cómo estaban sus hijos. "Donde él (guardia) atacó, las víctimas son un poco más grandes y muchas consiguieron escapar", dijo.

Al respecto, el presidente brasileño Michel Temer lamentó la tragedia y envió condolencias a familiares de las víctimas.

El vigilante de una guardería en Janaúba, Minas Gerais roció gasolina a la institución, le prendió fuego y dejó como saldo ocho muertos y decenas de heridos. "Esperemos que estas cosas no se repitan en Brasil", dijo el presidente Temer en un mensaje en la red Twitter.

Las autoridades investigan el caso y dijeron que el vigilante tenía problemas mentales.

La alcaldía de Janaúba decretó siete días de luto, informó AFP.

Noticias relacionadas: