Alto Comisionado construye falso positivo contra Venezuela — Delcy Rodríguez

Limpieza étnica en Myanmar. Acuerdo nuclear. Diada de Cataluña

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos pidió hoy una investigación internacional sobre el uso excesivo de la fuerza por las autoridades de Venezuela, estimando que puede tratarse de "crímenes contra la humanidad".

El director de Derechos Humanos del organismo criticó el continuo desmedro del gobierno de Nicolás Maduro a las instituciones democráticas y el sucesivo uso de las fuerzas de seguridad contra las manifestaciones del pueblo venezolano. "Invito de forma muy fuerte a los puestos autorizados a asegurar el acceso fácil de nuestra oficina (oficina del alto comisionado para los Derechos Humanos) al país", concluyó. "Príncipe imperial justifica y avala terribles violaciones de DDHH de EEUU y sus aliados contra la humanidad!"

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU creó el 24 de marzo "una misión internacional independiente" para investigar la violencia presuntamente cometida por miembros del ejército contra la minoría musulmana rohinyá, pero Birmania no autorizó a los expertos viajar a la zona.

Para añadir, "sin embargo me atrevo a afirmar que a pesar de lo dramático el panorama allí escrito, el material recopilado en el ejercicio de nuestras funciones nos permite sostener con fundamento probatorio que la situación es aún peor".

Así lo manifestó Zeid Ra'ad Al Hussein, el Alto Comisionado, en la apertura en Ginebra (Suiza) de la sesión del Consejo de Derechos Humanos, en la que Venezuela estuvo representada por el canciller Jorge Arreaza.

Los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en protestas contra el gobierno han dejado alrededor de 130 personas muertas desde abril.

Venezuela está inmersa en una grave crisis política desde que a finales de marzo Maduro intentara a través del Tribunal Supremo de Justicia restar y limitar funciones al Parlamento controlado por la oposición.

Derechos de autor de la imagen EPA Image caption Los investigadores de la ONU no han podido acceder a Venezuela, por lo que los informes se basan en entrevistas con víctimas.

Nada dijo Arreaza al respecto, e insinuó que la Oficina responde a "las directrices de Estados Unidos", a quien acusó de estar detrás de una "agresión multiforme contra su economía".

Noticias relacionadas: