Steve Bannon, polémico consejero de Trump, abandona la Casa Blanca — COLOMBIA

Consejo de Seguridad de la Casa Blanca Steve Bannon

Su salida es parte de una revisión del personal de la Casa Blanca que realiza el nuevo jefe de gabinete, John Kelly.

Ese nombre se le da a un conjunto de ideologías que se opone al multiculturalismo y la inmigración, y que se sustenta en el nacionalismo, la supremacía blanca, la islamofobia y el antifeminismo, entre otras posturas.

Muchos señalaron que la renuencia de Trump a condenar a los supremacistas se debe a que estos constituyen su base de apoyo más fuerte y resaltaron que esos vínculos se cristalizan en Bannon.

Bannon ha tenido conflictos con otros consejeros e incluso con familiares del presidente, según las fuentes del NYT.

El presidente había reducido varias veces la función de Bannon y se negó a expresar confianza en él en una conferencia de prensa improvisada el martes. Indudablemente voy a machacar a la oposición.

Durante meses Bannon compitió para ser la opinión más influyente en la Casa Blanca, pero la pelea de egos y los acontecimientos de este fin de semana podrían haber precipitado su partida.

Bannon ha sido una presencia contundente en una Casa Blanca dividida. Los insultos de éste contra empleados de Trump incluso habrían indignado al presidente norteamericano. Le antecede el Director de Comunicaciones, Anthony Scaramucci que dimitió a 11 días de tomar el cargo.

Trump decidió en última instancia no firmar la orden ejecutiva luego que sus secretarios de Agricultura, Sonny Perdue, y de Comercio, Wilbur Ross, sacaron un mapa donde mostraron que los estados agrícolas y fronterizos que votaron por Trump serían los más afectados si abandonaba el TLCAN. La Casa Blanca justificó el despido de Comey alegando que éste había manejado mal la investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton.

Bannon fue además uno de los impulsores de mantener una línea dura de expulsión contra los indocumentados y que el republicano nombrara a los cárteles de la droga como organizaciones terroristas, lo que usó para impulsar su promesa de edificar un muro fronterizo. Sucede que la reacción de su Presidente, Donald Trump, contra los racistas, no conformó nadie.

Noticias relacionadas: