"La justicia está llegando a quienes asesinaron al Presidente Frei Montalva" — Bachelet

La otra hija de Frei Montalva, Carmen Frei, también se refirió al caso.

Mi padre no murió en paz, lamentó.

"Este es un paso decisivo, porque significa que él, durante una larga investigación, ha tenido los antecedentes que lo llevan a dictar esta sentencia (...) Voy en este minuto a solidarizar con Carmen Frei, que ha sido quien ha encabezado esta lucha porque se haga justicia y porque se conozca la verdad", aseguró.

En ocasión del lanzamiento de la tercera versión de Chile Week en China, Frei Ruíz-Tagle, embajador en misión especial para Asia-Pacífico, fue abordado por un grupo de periodistas acerca del expediente sobre su padre.

'En esto es muy importante saber que a pesar de los años, a pesar de todos los obstáculos, a pesar de los ocultamientos, de los intentos por ocultar la verdad, se pueda ir avanzando en justicia, en verdad y reparación', recalcó.

Respecto a la decisión de Madrid, sostuvo "después de 15 años, fue nombrado en el 2003, hoy ha emitido su dictamen final y ha condenado a tres personas como autores del asesinato del Presidente Frei y a tres personas y médicos como encubridores o coautores".

"Ahora vendrán los procesos, las aclaraciones, las presentaciones del ministro Madrid, pero ese hecho (acusación) es lo fundamental y creo que marca un antes y un después, no solamente en el caso del Presidente Frei, sino que en muchos otros casos de personas que todavía no se conoce su paradero", dijo Frei Ruiz-Tagle en "Lo Que Queda del Día".

Eduardo Frei Montalva pasará a la historia como el primer Presidente de nuestro país en haber sido asesinado.

"Todo esto porque mi papá fue consecuente, porque actuó con fuerza frente a la dictadura militar".

El caso es por el presunto homicidio del ex mandatario y donde están procesados el médico Patricio Silva, el chofer de la familia Luis Becerra y el ex agente de la Dina Raúl Lillo.

En tanto, los facultativos Helmar Rosenberg y Sergio González serán acusados como encubridores. Dichas toxinas habrían sido introducidas por agentes al servicio del régimen de Pinochet, que gobernó el país entre 1973 y 1990, para frenar al líder disidente.

Noticias relacionadas: