Inflación de Estados Unidos crece menos de lo esperado en julio

Alimentación y moda sostienen la inflación en el 1,5 % en julio

El ente oficial que conduce Jorge Todesca indicó que la inflación núcleo -que excluye los precios de los bienes y servicios estacionales y regulados- con el 1,8%, se ubicó levemente por encima del promedio, y acumula en 7 meses un alza del 12,6%.

También el grupo de vivienda se ha encarecido menos que el mes pasado -un 3,2 %, cuatro décimas menos- porque los precios de la electricidad, que en 2016 subían, ahora bajan.

En cambio, en julio se encarecieron más que en junio el vestido y el calzado, consecuencia de bajadas generalizadas de los precios de sus componentes, menores que las registradas el año pasado, y el transporte, en este caso debido al menor abaratamiento del combustible, por el mismo motivo.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el IPC subiera un 0.2 por ciento en julio y escalara un 1.8 por ciento anual.

La inflación subyacente, una vez eliminados los elementos volátiles (alimentos frescos y productos energéticos), se situó en el 1,4 % anual, dos décimas más que en junio y una menos que el IPC general.

La inflación armonizada (IPCA) -que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro- en términos anuales fue del 1,7 %, una décima superior a la de junio, mientras que en términos mensuales el índice bajó un 1,2 %. Por su parte, los grupos con mayor repercusión positiva son: Ocio y cultura, cuya tasa del 2,8%, que repercute 0,234, es debida, fundamentalmente, al incremento de los precios de los paquetes turísticos, habitual en la temporada vacacional. En tasa mensual, el IPCA bajó un 1,2%.

Por comunidades autónomas, la inflación anual de julio fue superior a la de junio en nueve regiones, con una subida de dos décimas en Asturias (1,3 %), Cataluña (1,9 %) y el País Vasco (1,7 %).

Noticias relacionadas: