Vicuña habló del embarazo de la China y tiró palos

Qué se note! China Suárez sacó a relucir su incipiente pancita con un look muy cool “futura mamá”

Un hijo es algo buscado y algo maravilloso. "He pasado por momentos muy difíciles y tengo el compromiso conmigo y con mis hijos de vivir".

"A los chicos les contamos con todo el amor del mundo".

"Ellos te ven con tu sonrisa, tu luz, tu brillo, y lo único que te puedo decir es que el amor sana todo y los niños están felices", dijo y aprovechó la frase para tirarle un palito a su ex, Carolina "Pampita" Ardohain, quien provocó que el comienzo de la relación entre Vicuña y Suárez fuera tormentosa. "Esto no se puede tomar de otra manera más que como una tremenda bendición".

Aún sin mencionarla, Vicuña habla de su hija, Blanca, qien murió en 2011 a los 6 años. "Es maravilloso, va a ser mi quinto hijo. Hoy llevé a mis hijos al colegio, los miraba y no dejaba de pensar en que mi vida pasa por ellos", remarcó. "Siempre tuve la vocación de ser papá", confesó. Las cosas se van dando y, en este caso, fue todo bastante armónico.

"¿Qué te gusta de ella como mamá?".

Por último, el chileno manifestó su apoyo hacia su mujer y con unas tiernas palabras, dejó en claro que está muy enamorado: "Ella tiene como un personaje en las fotos, como la femme fatale, muy guapa, pero ella es una madraza, es la mujer que más quiere tener hijos". Gente de acá, maquilladoras que la conocen desde sus nueve años, ya andaba jugando con bebés. "De verla con un amor infinito, generosidad, cariño, ver cómo trata a su hija", aseguró.

Y se permitió un juego: ¿qué cualidades le gustaría que su hijo herede de su novia, y cuáles de él? "Si uno puede armar una personalidad, por decirlo de alguna manera, de la China quisiera que tenga su risa, su desfachatez, su libertad. Y de este pobre boludo, la pasión y el carácter", comentó riendo.

Noticias relacionadas: