Gobierno federal inicia consultas sobre renegociación de TLCAN

Personal de la CIDH

En México el mismo trabajador, en una planta de General Motors, gana 2.40 dólares por hora, no 28 dólares, como sucede en los Estados Unidos, ellos quieren mejorar los estándares de seguridad y protección de los trabajadores, lo que resulta preocupante de querer homologar los pagos en ambas naciones, pero también es preocupante, esas manifestaciones de Donald Trump, antes de ese ciclo de comparecencias con un tuit en el que manifestó, vamos a derogar el peor tratado, jamás negociado, en otras palabras, la modernización del Tratado de Libre Comercio, no es una prioridad para el presidente de los Estados Unidos.

En la videograbación, de casi tres minutos, Trump advirtió de la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París, así como del Transpacífico (TPP), pues, consideró, perjudican la economía de esa nación.

Sin embargo, reconoció que el caso extremo de que Estados Unidos determine abandonar el acuerdo, México y Canadá continuarán como socios del instrumento y el flujo comercial con la Unión Americana se regiría por las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Entre los temas de interés a renegociar en el TLCAN figuran los derechos de propiedad intelectual, prácticas regulatorias, empresas estatales, servicios, procedimientos aduanales, medidas fitosanitarias, trabajo, medio ambiente y pequeñas empresas. No era un buen trato para nuestro país.

En su mensaje semanal, Trump hizo notar que todas las naciones del mundo protegen sus propios intereses.

Dijo que han sido muy insistentes las presiones por parte de los senadores y seguidores del presidente Donald Trump antes de comenzar las renegociaciones del TLCAN con México como punto principal, la homologación de los salarios de los trabajadores de México con el nivel de los salarios de los trabajadores de los Estados Unidos.

Desde la campaña electoral del año pasado Trump había clasificado al TLCAN o NAFTA como un desastre y un pésimo acuerdo para la economía estadunidense, porque motivó una enorme transferencia de puestos de trabajo a México y Canadá.

A finales de abril pasado el gobierno estadunidense anunció la imposición de tarifas a madera canadiense y amenazó con hacer lo mismo con productos lácteos de Canadá.

Es importante que se vea como un proceso de México como país, y no de sectores o industrias específicas.

Noticias relacionadas: