Inauguran hijas de José Luis Cuevas exposición

Se queda 'La Giganta' en la Capital: Edgar Castro Cerrillo

"El luto tiene un tiempo y la celebración de la vida y la memoria de un hombre como José Luis Cuevas dura para siempre".

La exhibición "José Luis Cuevas y su colección a 25 años", se mantendrá en exhibición hasta septiembre próximo en el Museo Cuevas, de Academia 13 en el Centro Histórico de la Ciudad de México. "La Rotonda y después el Museo José Luis Cuevas, que es donde está su obra, pero ahí no tengo nada que ver", dijo Ximena, quien señaló que seguían sin saber de qué había muerto el artista, "y genéticamente sí me interesa saberlo, porque cada vez que te haces un examen te preguntan por los antecedentes de la familia".

Refirió que la exposición que se inaugura ofrece además de un recuentro de las etapas más significativas de Cuevas, una antología de la plástica realizada en América Latina a lo largo del periodo mencionado.

"Cuevas es un artista que abre las posibilidades del arte en México; fue el portavoz de toda una generación, es un artista gigantesco; su deseo era ese (reposar en la Rotonda de las Personas Ilustres), o en el Museo José Luis Cuevas, que es donde está su esencia", agregó Ximena ante medios Nacionales.

Dejó en claro que el Museo José Luis Cuevas está llamado a ser uno de los emblemas culturales de la ciudad, y "creo que este es el Museo de José Luis Cuevas, y es también y lo será el museo de La Ruptura", en referencia al movimiento que encabezó el maestro.

Se pronunció a favor de resguardar y cuidar su obra, difundirla y hacerla un bien común, pues Cuevas dono al pueblo de México mil 800 piezas para el museo que lleva su nombre.

En el segundo apartado se encuentran Falso samurái, de Luis Alberto Wells; De la luz durante el vuelo, de Arnaldo Coen; Dos códices enterrados y Señal en gris No. 1, de Vicente Rojo; Maxwell's Silver Hammer, (Abbey Road), de Kasuya Sakai; Azules, rojo, de Eduardo Mac Entyre, y El ferrocarril de José Luis Cuevas, de Rafael Cauduro.

Creadores que también forman parte del acervo del museo y llegaron a él a partir de adquisiciones, donaciones y obsequios al maestro por parte de sus creadores.

Dijo que es necesario que se revise el acervo de su padre que está en el Museo, sin embargo reconoció que desconoce el estado que guarda la colección porque no ha estado cerca en los últimos años.

Yo creo que son dos lugares.

A mediados de la década de los 50, la obra de Cuevas comenzó a ser reconocida por coleccionistas y logró gran fama de constantes exposiciones a nivel mundial.

Noticias relacionadas: