México encara primeras horas en Rusia dispuesta a aprovechar "oportunidad"

Copa Confederaciones 2017

La selección mexicana de Juan Carlos Osorio tendrá un gran reto el domingo 18 de junio cuando se mida a Portugal en la Copa Confederaciones en Rusia, al tratarse de uno de los principales retos de la escuadra azteca para disipar las dudas alrededor de ellos, a pesar de que el equipo está a punto de calificar al Mundial de 2018 de manera cómoda.

Chile, Portugal, Camerún y Australia, además de Rusia, jugarán algunos de sus partidos de la fase de grupos de la Copa Confederaciones en Moscú, una ciudad puesta patas arriba por obras masivas de remodelación, precisamente de cara al Mundial.

Desde 2005 se celebra cada cuatro años en el mismo país que acogerá la siguiente Copa Mundial de la FIFA. Se extremará la seguridad en los hoteles y campos de entrenamiento, y los futbolistas se desplazarán acompañados por la Policía de tráfico.

El seleccionador portugués, Fernando Santos, ha convocado prácticamente a los mismos jugadores que ganaron la Eurocopa de Francia con honrosas excepciones.

Alemania, vigente campeona del mundo, presentará en la Copa de las Confederaciones un equipo B lleno de juventud, pero también de mucho talento, un grupo de jugadores que deben ser las estrellas de la Mannschaft del mañana.

De los campeones, muchos se han caído por descanso (Kroos, Khedira, Hummels, Müller, Özil y Boateng), otros se retiraron (Lahm, Podolski, Klose y Schweinteiger) y otros están lesionados como Neuer, Götze y Reus.

México ya se encuentra en Europa para encarar su nueva aventura en Copa Confederaciones. Los mexicanos ganaron el torneo en 1999, de modo que son los únicos contendientes de esta edición que han levantado el trofeo de esta competición.

"No tengo ningún temor de marcar a un jugador que ahora está haciendo grandes cosas", dijo Salcedo, quien agregó que "conociendo al 'Profe' Osorio, no solamente yo seré el encargado de frenarlo, soy una pequeña parte".

Noticias relacionadas: