Los gremios docentes bonaerenses rechazaron la nueva oferta

Hernán Lacunza Marcelo Villegas y gremios docentes

La presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, al salir de la reunión con los ministros, aseguró: "Todos los gremios sentados en esta mesa han decidido rechazar la propuesta". El principal desacuerdo fue la negativa a devolver las sumas descontadas por las huelgas de este año. Además, incluyó una recomposición por 2016 de $2.000 por cargo o $4.000 por dos cargos.

Tras 40 días de "tregua", los gremios docentes y los representantes del Gobierno de la provincia de Buenos Aires volvieron a reunirse este lunes con la intención de destrabar un conflicto salarial que data desde el inicio del ciclo lectivo. Con la propuesta ofrecida, el Gobierno señaló que el ingreso inicial pasa a 10.880 pesos desde abril y a a 11.864 pesos desde septiembre (sin asignaciones familiares y sin gatillo y sin presentismo). Además en lo que respecta a 2018 y 2019, la oferta contempla el nivel de inflación, más un 10% de esa inflación y un plus por presentismo, por lo que se calcula que si durante el primer año el ausentismo se reduce un 10%, cada docente cobraría en promedio $440 adicionales al mes.

También, se propuso un plus por presentismo, derivado del ahorro atribuible a la baja del ausentismo.

Ante esto, los secretarios Generales de los gremios denunciaron que el "Gobierno obliga a los docentes a negociar bajo presión y de manera coercitiva" y advirtieron: "Las autoridades están violentando la vida de los trabajadores: por ley, sólo pueden retener el 20% del salario y hay miles que sólo cobraron $1000 o $2000".

Así plantearon la postura de Ejecutivo los ministros de Economía, Hernán Lacunza, de Trabajo, Marcelo Villegas, y de Educación, Alejandro Finocchiaro, quienes en declaraciones periodísticas se pronunciaron sobre el rechazo que la dirigencia gremial tuvo del nuevo ofrecimiento de aumento y decretara ante esa oferta un paro de 24 horas.

El gobierno provincial optó, en tanto, por reuniones informales con los gremios y dispuso descuentos en los haberes por días de paro, el pago de un incentivo de 1.000 pesos para los maestros que no adhirieron a las medidas y dos aumentos remunerativos de entre 1.000 y 2.500 pesos a cuenta de los futuros incrementos que se acuerden en paritarias. "Es una cuestión matemática porque son más los docentes que trabajan que los que no lo hacen".

Noticias relacionadas: