Conservadores perdieron la mayoría absoluta en el Parlamento Británico

El proceso electivo que incumbe a 650 circunscripciones fue una propuesta presentada por la primera ministra May, en conjunto con la cámara de comunes el 19 de abril del presente año.

"Acabo de ver a su majestad la reina y ahora formaré gobierno, un gobierno que pueda proporcionar certezas y conducir a Reino Unido hacia adelante en este momento crítico para nuestro país", dijo.

Los resultados provocaron un terremoto político en Reino Unido.

May optó por unas elecciones anticipadas para reforzar su mayoría parlamentaria y su posición negociadora en las conversaciones sobre el Brexit, que debían comenzar en tan sólo diez días. Ella dijo el pasado 20 de mayo que si perdía más de seis asientos dejaría el puesto, pero los medios británicos aseguran que no va a dimitir.

Debido a que la primera ministra perdió la mayoría absoluta podrían pedirle la renuncia. Pero la premier no dio su brazo a torcer, aunque ofreció disculpas alos conservadores que perdieron sus escaños. Aun mejores que cuando el primer ministro Tony Blair llegó al poder.

Los laboristas desafiaron las probabilidades al ganar alrededor del 40% de los votos, contra el 42% de los conservadores. "Yo diría que es suficiente para marcharse", dijo. De no superarla, los analistas estiman que es probable que presente su dimisión.

May anunció que su partido buscará trabajar con el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte (DUP por sus siglas en inglés), una alianza que está plagada de dificultades.

El DUP fue fundado en la década de 1970 por el difunto predicador Ian Paisley y en la década de 1980 fue clave en la campaña "Save Ulster from Sodomy" (Salvemos a Ulster de la sodomía), que fracasó en su intento de impedir la legalización del sexo gay.

Una herida May prometió garantizar la estabilidad, mientras que su rival laborista Jeremy Corbyn dijo que debería renunciar. La colectividad es conocida por su posición euroescéptica y por querer una frontera con Irlanda "sin interrupciones sin fricciones", tras un acuerdo sobre el Brexit.

Nigel Dodds, parlamentario reelegido por el norte de Belfast, dijo a The Guardian que cree que su colectividad no formará parte del gabinete de May, sino que respaldarán a los tories en votos de confianza y respaldo de los presupuestos conservadores. La primera es la crónica inestabilidad en la que se encuentra la política británica y que será difícil de contener. La economía se dirige hacia tiempos difíciles, debido a que la inflación está subiendo y los sueldos caen.

En una noche llena de sorpresas y un resultado impredecible el Partido Liberal Demócrata que pugna por un segundo referendo sobre la Unión Europea obtuvo al cierre de esta edición 12 diputados, cuatro más que en 2015. La líder del Partido Conservador escocés Ruth Davidson, una estrella emergente dentro de sus filas, tuiteó un enlace a un discurso que realizó en respaldo al matrimonio entre homosexuales, en el que relata su experiencia como una cristiana lesbiana.

Noticias relacionadas: