17 % de niños argentinos bajo la línea de pobreza — Unicef

Según Unicef, en Argentina hay unos 5,6 millones de niños pobres

Según esa entidad, hay 5.6 millones de niños y niñas por debajo de la línea de pobreza y 1.3 millones alcanzados por la indigencia, es decir que no consiguen consumir una canasta básica de alimentos. Pero si se busca saber qué pasa con los más chicos, este número -estimó Unicef- llega al 47,7 por ciento. El 47.7 % de los chicos del país residen en hogares pobres y el 10.8 % está afectado por pobreza extrema.

Por otra parte, si se segmenta la población de niños en tres grandes grupos de edad se observa que la incidencia mayor de la pobreza se verifica para el grupo de 13 a 17 años (51%), seguido por el grupo de 5-12 (48%) y 0 a 4 años (45%).

En cuanto a las disparidades entre sexo son menores, aunque los varones tienen tasas de pobreza más elevadas, excepto en el grupo de 0 a 4 años, en el que hay una "clara desventaja" para las niñas.

La pobreza en los hogares es más o menos profunda según las características del jefe o jefa de hogar, indicó el estudio de Waisgrais y Paz.

El informe de Unicef advierte que la tasa de pobreza infantil y adolescente aumenta al 85% cuando los chicos residen en un hogar cuyo jefe o jefa está desocupado, y al 65% cuando es un asalariado informal. "La desigualdad que sufren los niños, niñas y adolescentes es mayor en la indigencia que en la pobreza, lo cual incrementa la complejidad de la situación", indicó Sebastián Waisgrais, economista y especialista en inclusión social de Unicef.

El nivel de pobreza en la infancia también se vincula a la cantidad de años de escolaridad del jefe o jefa de hogar.

Asimismo, la pobreza infantil aumenta al 55,3% cuando es la madre la que aporta el ingreso, y alcanza el 72,5% si los padres recibieron menos de seis años de educación.

Finalmente, los especialistas destacan que "la AUH (Asignación Universal por Hijo) reduce la pobreza en todos los casos pero mucho más la pobreza extrema que la pobreza en general".

"Se puede decir que saca mucha más gente de la indigencia que de la franja que está entre la pobreza y aquellos que no están en la pobreza", señaló. No obstante, prácticamente no cambian en los hogares donde el jefe tiene un trabajo formal.

Añadieron que "la AUH también genera reducciones significativas en hogares con jefatura femenina y bajo clima educativo -agregó el Especialista de UNICEF".

El estudio de Unicef muestra el dato de pobreza en los hogares donde residen niños y adolescentes con un alto nivel de desagregación.

Las mediciones corresponden al último trimestre del año pasado y fueron proyectadas a todo el país por el organismo dependiente de la ONU, lo que representa que el 29,7 por ciento de los chicos en la Argentina se encuentra en la línea de pobreza.

Noticias relacionadas: