Quintana arrebata el liderato a Dumoulin, Landa ganó la etapa 19

Giro de Italia Pierre Rolland gana en solitario y Tom Dumoulin continúa con la Maglia Rosa

Dumoulin marcha cuarto en la clasificación general, detrás de Nibali (a 39 segundos de Quintana) y Pinot (43 segundos), pero el holandés es uno de los mejores ciclistas del mundo en contrarreloj y es favorito para ganar el tramo final por amplio margen.

Van Garderen (BMC) se impuso estableciendo un tiempo de 3 horas y 54 minutos, aventajando a Landa en un emocionante final.

"Hemos sabido montar una buena estrategia, desgastado el líder y llegado muy cerca del resto de grandes rivales", señaló Quintana.

Nairo Quintana aprovechó los problemas gastrointestinales de Tom Dumoulin y rebanó este martes más de dos minutos de la ventaja del líder general tras la etapa 16 del Giro de Italia. Hoy el Giro llega a Canazei (Trento), al norte de Italia, luego de 219 kilómetros, con un par de subidas duras al inicio y trayecto semiplano en los últimos 80 kilómetros. "Somos un grupo veterano, tenemos la constancia y confío en que nos sabremos defender bien".

"Mañana esperamos trabajar de nuevo en la misma línea y defendernos bien".

El trazado con tres puertos de montaña y con una recta final caracterizada por una subida de 15 kilómetros será una de las últimas oportunidades para que Quintana y Nibali consigan desplazar a Dumoulin de la cima. "El domingo en la crono nos mediremos todos uno contra uno", apuntó.

Quintana, que busca un doblete con el Tour de Francia, tuvo la camiseta de líder general brevemente tras ganar la novena etapa, pero Dumoulin se la arrebató en la décima con un triunfo en una contrarreloj individual. Rui Faria arribó segundo, seguido por Pierre Rolland.

"No comprendí su táctica", afirmó tras cruzar la meta Dumoulin desde su 1,86 metros de altura.

Pero sin la convicción necesaria y con las fuerzas menguadas, al mismo nivel que el propio Nibali y todos los que intentaron en vano reventar este Giro y reventar a Dumoulin. El holandés y el colombiano lo saben.

"Las piernas no me respondieron desde el principio, y cometí un error de principiante al principio, al quedarme al fondo del pelotón en el descenso", dijo Dumoulin.

Será una prueba de 190 kilómetros, entre Pordenone y Asiago, con un recorrido globalmente plano y que cuenta con el Paso de Foza como único, aunque intenso, puerto de montaña.

Noticias relacionadas: