"Somos los nuevos judíos del Siglo XXI" — Nicolás Maduro

Regiones Plan Zamora pasa a segunda fase en Táchira tras violencia desatada por la oposición AVN

Padrino López instó a que cese la violencia y aseguró que detrás de estas acciones "se esconde un plan violento de desestabilización para derrocar al Gobierno legítimamente constituido".

Vale destacar que desde principios de mayo el ministro Vladimir Padrino López ha rechazado en reiteradas oportunidades los ataques que han emprendido algunos sectores de oposición en contra de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para desprestigiar internacionalmente a este órgano constitucional.

"La dictadura pretende militarizar Táchira. La mejor forma de responder será la presión y la calle en el resto del país", dijo el vicepresidente del legislativo Freddy Guevara.

"Tanquetas no, ambulancias sí", "Menos bombas, más medicinas", se lee en las pancartas que portan los manifestantes, criticando el uso de gases lacrimógenos y vehículos blindados para detener las marchas opositoras.

El jefe militar defendió la actuación de la guardia nacional y dijo que utilizan equipos para contener las manifestaciones de acuerdo con los estándares internaciones. "La escasez de medicamentos llega a casi el 90%", precisó.

Hace una semana, Antonieta Caporale fue cesada como ministra de Salud tras divulgar un boletín que reveló que la mortalidad infantil había aumentado 30.12% en 2016 y la materna 65%, mientras repuntan enfermedades antes erradicadas como la malaria.

En memoria de los fallecidos en las protestas, los opositores comenzaron a concentrarse con velas en dos centros comerciales del este y oeste de Caracas, un desafío a la inseguridad en un país con 70,1 homicidios por cada 100.000 habitantes, ocho veces mayor al promedio mundial.

Al tildar esa protesta con luces como "simbología fascista", Maduro reiteró su acusación contra la oposición de querer derrocarlo con la ayuda de Washington, y denunció una "campaña de persecución". "Somos los nuevos judíos del Siglo XXI", dijo.

La oposición exige elecciones generales y rechaza una asamblea constituyente "popular" convocada por Maduro, por considerarla un "fraude" con el que busca perpetuarse en el poder.

La situación de Venezuela ha prendido las alarmas en la comunidad internacional.

Padrino, quien fue acusado por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de haber apartado a la Fuerza Armada del respeto a la Constitución, aseguró que las operaciones militares se harán respetando la Constitución y los derechos humanos "como lo hemos venido haciendo". Países se lo dijeron claro y alto: "Venezuela no es tema (en Naciones Unidas)", señaló en Twitter la canciller venezolana, Delcy Rodríguez.

"Les digo a todos aquellos que están provocando la violencia en el país: no se equivoquen porque ya estamos cansados de ver correr sangre en las calles producto de la irresponsabilidad de estos actores políticos que no quieren ver sino una guerra civil entre hermanos", advirtió el ministro, aunque desestimó que eso suceda.

Noticias relacionadas: