Chelsea Manning la fuente de WikiLeaks quedó en libertad

Chelsea Manning, condenada a 35 años por filtrar documentos secretos a Wikileaks, sale de la cárcel

Chelsea Manning salió el miércoles de la prisión militar en la que cumplía condena, siete años después de su arresto por revelar secretos a WikiLeaks, en la mayor filtración de información clasificada en la historia de Estados Unidos.

Manning, de 29 años, "ha sido liberada del Cuartel Disciplinario de Estados Unidos" en Fort Leavenworth, Kansas, dijo la portavoz Cynthia Smith en una breve declaración.

"Lo que sea que venga adelante, es más importante para mí que el pasado", expresó Manning tras su liberación.

"¡Primeros pasos de libertad!", publicó Manning en la cuenta de Instagram que se abrió reientemente, y también en Twitter, acompañando el texto con la etiqueta #ChelseaIsFree (Chelsea está libre).

En un irónico tuit, Chelsea Manning indicó que comenzará a "buscar un seguro de salud privado, como millones de estadounidenses".

El ejército dijo el martes que Manning continuará en servicio activo con un estatus especial sin sueldo que le dará derecho a la atención médica y a comprar en las tiendas con descuentos para militares.

Gracias a sus abogados pudo comenzar n tratamiento de hormonas para cambiar su identidad sexual dentro de la cárcel. "Ha sido muy difícil para ella y por eso está feliz de poder salir y vivir como la mujer que es", explicó Hollander. Heroína para alguno, villana para otros, Manning saltó a las portadas de todos los periódicos al ser señalada como responsable de la filtración de 700.000 documentos oficiales a Wikileaks en el año 2010.

En su primera nota desde la decisión de Obama, difundida por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Manning dio las gracias al expresidente, así como a su equipo legal y a las "incontables" personas que le han apoyado durante los "casi siete años de barras y cemento", en los que habría pasado periodos de aislamiento y sufrido carencias en materia sanitaria. Los papeles contenían muchos detalles que ponían en evidencia a Estados Unidos.

Durante la primavera de 2010, siguió recopilando información y mantuvo contactos con miembros de WikiLeaks, supuestamente entre ellos Julian Assange, el fundador del portal.

Noticias relacionadas: