Donald Trump defiende su "derecho" a compartir información a Rusia

El presidente Donald Trump pidió al entonces director del FBI James Comey que pusiera fin a una investigación sobre los vínculos del exasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca Michael Flynn y Rusia, dijo el martes un colaborador de Comey que vio un memorándum.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, así como el canciller estadounidense, Rex Tillerson, han desmentido estas acusaciones y destacaron que durante la reunión con Lavrov no se habló de los métodos o de las fuentes de Inteligencia estadounidense en su lucha contra el terrorismo. "Razones humanitarias, además quiero que Rusia intensifique su lucha contra EI y el terrorismo".

Tales tuits responden a un reporte publicado ayer por el diario The Washington Post, según el cual durante su encuentro la semana pasada con el canciller ruso, Serguei Lavrov, el gobernante habló sobre la posibilidad de que el EI utilice ordenadores portátiles para realizar algún tipo de ataque en vuelos comerciales. Esos territorios están, actualmente, bajo control de los yihadistas.

"Tengo mucha información, tengo gente que me informa con gran información de inteligencia todos los días", habría dicho Trump -según describió un funcionario con conocimiento al diario Post- antes de que el presidente transmitiera información específica.

Esta información fue proporcionada por un país aliado de Estados Unidos y su contenido es tan secreto que ni siquiera otros de sus socios han recibido ese tipo de datos, según las fuentes citadas en exclusiva por el Post y que también ha cotejado The New York Times.

"El presidente y el ministro de relaciones exteriores revisaron una amplia gama de amenazas comunes a nuestros dos países, como las amenazas a la aviación civil", señaló McMaster.

Así las cosas, en ese encuentro, según reportó el Washington Post, Trump reveló información extremadamente clasificada, lo que podría arriesgar a una fuente crítica de inteligencia estadounidense, que entrega antecedentes respecto del Estado Islámico. "Yo estaba en el lugar, eso no sucedió", declaró luego a los periodistas el general H.R. McMaster, aunque sin contestar explícitamente que el presidente haya divulgado información clasificada. Aunque el ex asesor de seguridad nacional renunció por su cuenta, se especuló que el mandatario estadounidense tuvo influenció para orillarlo a tomar esa decisión.

Noticias relacionadas: