Lula llega a Curitiba para declarar por acusación de corrupción

La defensa de Luiz Inácio Lula da Silva consideró que la declaración del expresidente brasileño ante el juez Sergio Moro vinculada a un escándalo de corrupción respondió a una "escena política" y demostró su "inocencia".

"Pero ahora, con todo lo que está ocurriendo, estoy diciendo alto y claro que voy a querer ser candidato a presidente de la república otra vez", agregó.

El ex sindicalista y cofundador del Partido de los Trabajadores (PT) llegó al tribunal vestido con un traje oscuro y una corbata con los colores de Brasil.La policía vedó el acceso a las personas que no tuviesen que ver con el proceso, e incluso a los residentes de esta zona de Curitiba, denominada ya la "capital de la Operación Lava Jato", por el nombre de la investigación que desveló una red de sobornos pagados por constructoras a políticos y partidos para obtener licitaciones en la estatal Petrobras.

"Estoy con más ganas que nunca (de ser candidato)", insistió Lula en su breve discurso, en el que estuvo arropado por la expresidenta Dilma Rousseff, su sucesora y ahijada política, destituida por el Congreso hace un año.

Un tribunal de Brasilia, a pedido de la Fiscalía, ordenó la suspensión de las actividades del Instituto Lula porque, pese a desarrollar proyectos sociales, existe la evidencia "vehemente" de "delitos" que pueden haber sido iniciados o instigados en la sede de la entidad, en la ciudad de Sao Paulo (sureste de Brasil). Ante unos 50 mil manifestantes reunidos frente a la Universidad Federal de Paraná, Lula relató que en la audiencia celebrada ante el juez Sergio Moro, pensaba que sus acusadores mostrarían una escritura, un documento, un recibo de pago probatorio de su presunta propiedad del inmueble que se le adjudica y por el cual es procesado. "Si la élite de este país no sabe arreglarlo, entonces un metalúrgico con estudios primarios va a hacerlo", les respondió.

"Nunca antes en la historia de Brasil alguien fue tan perseguido y masacrado", denunció el exmandatario, quien afirmó que "si un día cometiese un error", no quiere ser juzgado solo por la Justicia, sino también "por el pueblo brasileño".

El PT a la espera de la salida de Lula da Silva de Tribunales.

El expresidente podría llegar a ser investigado en otros seis procesos más, según solicitó la Corte Suprema con base en las delaciones de 77 exdirectivos de Odebrecht que se sumaron a un acuerdo de colaboración judicial.

Noticias relacionadas: