Trump amenaza con eliminar conferencias de prensa

Trump preguntó al exdirector del FBI si le estaban investigando

La versión no convenció a los demócratas ni a los analistas, sobre todo después que se informara que, días antes de ser despedido, Comey había pedido al Departamento de Justicia un aumento importante de los recursos para indagar la influencia rusa en las elecciones.

El mandatario aseguró que es un "presidente muy activo con muchas cosas pasando", por lo que no es posible para sus portavoces "colocarse en el podio (de las ruedas de prensa y hablar) con total rigurosidad".

En un primer momento, los ayudantes del ocupante de la Casa Blanca dijeron que la medida se tomó por recomendación del fiscal general, Jeff Sessions, y el fiscal general adjunto, Rod J. Rosenstein.

Los medios de comunicación estadounidenses han destacado lo inapropiado de que el presidente, en una de las tres ocasiones a petición de la Casa Blanca, mantuviese conversaciones con el encargado de una investigación que podría salpicarle personalmente.

'Tal vez lo mejor sería cancelar todos los futuros 'briefings de prensa' y entregar respuestas escritas por el bien de la precisión???', cuestionó el jefe de Estado, cuya relación con las empresas periodísticas ha sido compleja desde su etapa como candidato.

El presidente indicó el jueves en una entrevista con la cadena NBC que había tenido dos conversaciones telefónicas y otra en una cena con Comey, durante las cuales le había preguntado si había una investigación contra él por una supuesta colusión con Rusia durante la campaña presidencial del 2016 que lo llevó a la Casa Blanca, lo que puede alimentar sospechas de injerencia o intimidación.

"A James Comey más le vale que no haya cintas de nuestras conversaciones antes de que él empiece a filtrar a la prensa", aseguró Trump esta mañana en un críptico mensaje en la red de Twitter, que utiliza en ocasiones para airear sus frustraciones.

Pero luego le dijo a NBC que "iba a despedirlo sin importar la recomendación".

ReutersTrump insiste en que Comey le dijo que no estaba bajo investigación.

Sin embargo, en una audiencia pública ante el Comité de Inteligencia del Senado, el director en funciones del Buró Federal de Investigación (FBI) desmintió esta afirmación de manera rotunda.

Comey lideraba la investigación sobre la presunta interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses de noviembre pasado.

Como respuesta, la vocera reconoció que había informado a los periodistas sobre el despido de Comey usando información incompleta, pero insistió en que el relato de la administración sobre el tema ha permanecido constante, a pesar de una serie de contradicciones.

Noticias relacionadas: