Ciberataque afecta a 74 países

Portugal fue una de las naciones más perjudicadas en Europa, porque el ataque se centró contra entidades financieras. Hasta el momento, el ataque no ha afectado a infraestructuras críticas.

La compañía rusa de seguridad informática Kaspersky ha detectado más de 45.000 ataques en 74 países alrededor del mundo.

En el caso de los hospitales británicos, el ataque obligó a desviar ambulancias, suspender citas rutinarias e incluso, según dijo una testigo a la AFP, alteró intervenciones quirúrgicas.

Una pantalla exigiendo el pago de 300 dólares en bitcoins, sí activaba y la computadora quedaba inutilizable. Esa suma subiría a 600 dólares si no se paga al tercer día.

Inicialmente Karpesky Lab reportó 74 países siendo bombardeados. El pago suele ser pedido en "bitcoins", una moneda digital mucho más difícil de rastrear que si se solicitara un pago a través de efectivo o transferencia bancaria.

Normalmente se distribuye a través de programas de phishing de correo electrónico y afecta a ordenadores que utilizan sistemas operativos Windows, especialmente si no se han actualizado.

Los servicios de inteligencia del Reino Unido colaboran en la investigación de una incidencia que afectó al menos a 16 autoridades sanitarias locales, que engloban a hospitales, centros de salud y consultas dentales, entre otros servicios.

Lo ocurrido ayer ha causado impacto internacional por la dimensión de la embestida, pero no podemos decir que estemos en presencia de un fenómeno completamente nuevo: cada vez son más frecuentes las noticias de 'hackers', o piratas informáticos, que, por motivaciones económicas o ideológicas, irrumpen en sistemas corporativos o gubernamentales para robar datos o directamente para dañarlos.

"Los equipos que estén corriendo nuestro software de antivirus gratuito y tengan habilitado Windows Update, están protegidos".

"Ransomwere" se hace particularmente molesto cuando infecta instituciones como hospitales, donde puede poner en peligro la vida de personas".

Un grupo de hackers llamado "Shadow Brokers" difundió el virus en abril alegando haber descubierto el defecto de la NSA, según Kaspersky.

De acuerdo con los primeros informes, el ataque habría sido realizado con un ramsomware, una especie especial de malware que encripta toda la información de un usuario y evita que utilice su computadora hasta que pague un rescate.

Por su parte, la empresa especializada en seguridad digital Avast estimó que fueron más de 57.000 los ataques que se lanzaron este viernes.

Según el Ministerio de Energía español, el ataque afectó "puntualmente a equipos informáticos de trabajadores de varias compañías", pero no a "la prestación de servicios, ni a la operativa de redes, ni al usuario de dichos servicios".

Noticias relacionadas: